Acueducto Oeste: sostenido ritmo de obra para potenciar reservas y sumar a más de 45 mil vecinos al servicio

 

ENOHSA y el Ejecutivo Municipal -por intermedio de OSSE- detrás de la actividad. Se han completado 10 de las 25 perforaciones previstas para una primera etapa y se dispuso hasta el momento el tendido de más de 13 mil metros lineales de cañería de diámetro variado

 

Continúan a ritmo sostenido en la zona de Colonia Barragán y  El Casal los trabajos tendientes a completar la primera etapa del Sistema Acueducto Oeste (SAO), obra que no sólo habrá de potenciar las reservas acuíferas de la ciudad sino que –paralelamente-  incorporará al servicio a  45.600 habitantes y reforzará  la calidad de la prestación de otros 348.000 marplatenses.

    “Los operarios trabajan actualmente sobre al construcción de las cámaras de las diez perforaciones realizadas –confió el ingeniero Mario Dell Olio, presidente de OSSE-.También se desarrollan tareas de colocación de cableado subterráneo y  en forma paralela a la Autovía 2 se completó el tendido de otros 700 metros lineales de la cañería de 1.200 mm, que es la de mayor diámetro. La obra avanza a medida que las condiciones lo permiten a la altura del kilómetro 386 de la ruta. Este es un emprendimiento en el que nos encolumnamos detrás del ENOHSA y el Gobierno Municipal del doctor Arroyo. Todos enfocados en el propósito de gestión de Nación y Provincia para que Mar del Plata se ubique entre las ciudades pioneras del país al momento de llegar a todos y cada uno de sus habitantes con el servicio de agua potable”.   

Justamente los dichos de Dell Olio destacan las tareas que identifican la concreción de diez de los veinticinco pozos que componen esta primera etapa del SAO cuya inversión responde a un subsidio del 67 % por parte del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento y el financiamiento del 33 % restante a cargo de OSSE. La obra se enmarca en el Programa de Agua Potable y Saneamiento para Centros Urbanos y Suburbanos  – PayS, el cual se encuentra financiado parcialmente con recursos del Banco  Interamericano de Desarrollo (BID) a través del contrato de préstamo BID Nº 3451/OC-AR, cuyo órgano ejecutor es justamente el ente nacional que administra el ingeniero Luis Jahn. Fue el 25 de Julio del año pasado cuando el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, ingeniero Pablo Bereciartúa, junto al intendente Arroyo y el mismo ingeniero Dell Olio rubricaron el acta de inicio de la obra, en un acto que ocupó la sede donde ya opera la Estación Depuradora de Aguas Residuales de la ciudad (EDAR).

 

Marcado avance

 

El Sistema Acueducto Oeste sabe de la disposición ya completa de 13.460 metros lineales de conducto, discriminado de la siguiente manera: 4.600 mts de cañería de 250 mm, 2.250 mts de 500 mm, 1.260 mts de 1.200 mm, 1.050 mts de 315 mm, 350 mts de 710 mm, 500 mts de 355 mm, 1.200 mts de 400 mm y 2.250 mts de 630 mm. Actualmente se trabaja en la ejecución de las cámaras de los pozos aludidos y se intercala la labor con el fusionado de los “fittings”(accesorios de tubería)  a las cañerías instaladas. Esto, a la postre, permite ir realizando las pruebas hidráulicas correspondientes.

Siempre en lo que hace al despliegue de actividades en el marco del SAO, el ala técnica de Obras Sanitarias adelantó que también se han completado ensayos de granulometría con  muestras de suelo extraídas de distintos pozos,  con el propósito de corroborar la correcta elección de la tubería de filtros y prefiltros de grava para las próximas perforaciones.

Vale recordar que las tareas en este acueducto se iniciaron el 25 de Julio del año pasado y que desde entonces se fijó un plazo de ejecución de obra de 900 días, por lo que se prevé completar el sistema a comienzos del 2020. La  primera etapa  ha sido  diseñada para satisfacer las necesidades proyectadas para la próxima década y abarca una avanzada inicial de 25 perforaciones de las 74 previstas en el emprendimiento global.

Realizar la administración sustentable de los recursos hídricos de la vertiente norte, rediseñar la estrategia de gestión del acuífero, aumentar el caudal de extracción de las perforaciones del Acueducto Norte –existente- durante el período estival y disminuir la vulnerabilidad del acuífero ante la intrusión salina, el efecto de El Niño y el cambio climático, son algunos de los objetivos de la obra. Además, entre estos también puede incluirse el aumento del volumen transportado por el Acueducto Norte, una mejora en la calidad del agua dentro del radio servido, el aseguramiento en forma sustentable del servicio a 393.600 habitantes y la optimización de los campos de bombeo y su equipamiento electromecánico.

Según los técnicos que intervienen en el proyecto (Decreto Presidencia de la Nación 797/16), el caudal adicional que se logre facilitará el incremento del aporte a las estaciones elevadoras de Plaza Mitre, Tucumán y Torre Tanque, permitiendo expandir el radio de influencia de los Sistemas de Acueductos.

Es de recordar que la obra fue declarada“ambientalmente apta” por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), recibiendo la consideración de “esencial” por parte del mismo presidente de OSSE atento a que “nos permitirá seguir en comunión con el crecimiento de la ciudad y el partido, ofreciendo el servicio de provisión de agua potable con eficacia y aportando, consecuentemente, a la calidad de vida de los vecinos”.