Ciudades Emergentes: se avanza con estudio integral para el noroeste de la ciudad

 

En el marco de la ICES (Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles) y respondiendo al acuerdo celebrado entre el municipio y el Banco Interamericano de Desarrollo a fin de gestionar actuaciones estratégicas integrales, el ingeniero Mario Dell Olio (presidente de OSSE)  y el secretario de Obras y Planeamiento Urbano de la comuna, arquitecto Guillermo de Paz, avanzaron en las últimas horas sobre la preadjudicación de un estudio global para la zona noroeste de la ciudad.

Dell Olio y de Paz coincidieron en un mismo encuentro con el ingeniero José Luis Ovcak y la contadora Silvia Soliverez (Jefatura de Compras de Obras Sanitarias) donde se trató la continuidad de las acciones estratégicas integrales aludidas y que saben del apoyo de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación. Estas saben, como bien se indica, del trabajo con una consultoría para analizar y estudiar un plan de desarrollo urbano del noroeste definiendo líneas de actuación, cuestiones singulares e instrumentos de gestión a fin de promover el progreso del sector. Todo esto a partir de fondos provenientes del BID.

“Concretamente el objetivo pasa por contribuir a mejorar la calidad de vida de la población de Mar del Plata –advirtió Dell Olio-. Y en esta línea ha sido priorizado un análisis denominado “Planeamiento del desarrollo urbano – ambiental, plan director zona noroeste”. Es que si bien el noroeste se muestra como una zona de desarrollo urbano incompleta, con inconvenientes de fragmentación y desigualdades, también es cierto que cuenta con potencialidades reales. Esto es, puede transformarse hacia un desarrollo urbano de calidad, fortaleciendo sus roles en la ciudad y otorgando a sus habitantes un mejor marco de vida y convivencia”.

El ámbito del “plan noroeste” a estudiar está comprendido en la envolvente que hacen la avenida Champagnat –a reformular- y el anillo de circunvalación, cuyo trazado definitivo aún está pendiente de definición. Y justamente, en los vértices norte y sur de esta envolvente, se sitúan nodos primarios del sistema metropolitano: el aeropuerto y el Parque Industrial.

A propósito de esta iniciativa que persigue el objetivo de sumar data a propósito de la realidad y las potencialidades de la zona, vale dar cuenta que el plan de acción para una Mar del Plata sostenible es el resultado de un trabajo conjunto entre el municipio y el BID que contempla básicamente el diagnóstico de la ciudad en base a indicadores de sostenibilidad de tipo sectorial. Así se avanza luego con un “análisis territorial integrado” reconociendo las diferencias entre los distintos componentes de la estructura urbana.

“Estos elementos son los que nos permiten priorizar aquellos desafíos que enfrenta la ciudad en orden a su desarrollo sostenible. Estrategia y operatividad hacen comunión en este plan que, insisto, tiende a identificar proyectos y estudios a implementar a la brevedad posible, en este caso sobre la zona noroeste”, remarcó el ingeniero Dell Olio.

Según quedó establecido el objetivo central en este caso pasa por evaluar funciones sociales, institucionales, comerciales, culturales y recreativas, de manera tal que –a la postre-  se valorice la vida de las comunidades en todo su entorno.

El análisis previsto sobre la zona incluye la potencialidad  futura del corredor de desarrollo vial de Errea y su articulación con las avenidas Juan B. Justo, Colón, Luro, Libertad y Constitución; el saneamiento del arroyo La Tapera y la posibilidad de construir puentes así como un parque lineal. También todo este estudio evaluará la factibilidad de un nuevo parque y un cinturón verde para contener el desarrollo no planificado al oeste de Errea y ofrecer así una transición urbano-rural, al tiempo que se buscará identificar una integración de la movilidad no motorizada, la priorización del transporte público y la reorganización de aquel destinado a cargas, construcción de bicisendas y hasta la viabilidad de un tren urbano de pasajeros sobre la vía existente en el tramo paralelo a la ruta 2 (avenida Monseñor Zabala).

Asimismo, con el estudio de consultoría, se pretende –a la postre- afirmar la identidad urbana del noroeste en su conjunto y de sus barrios a través de dispositivos de comunicación y cultura urbana distribuidos y focalizados, y su articulación con la organización social y la participación vecinal.

“Se tiende básicamente a avanzar con análisis detallados que permitan impulsar la consolidación del tejido social, generando nuevas oportunidades para el empleo de calidad y promoviendo la economía, la integración educativa y, en general, el desarrollo humano de la población. Esto es, promover para el sector noroeste un desarrollo multidimensional en lo urbano, ambiental, cultural, social y económico”, concluyó sosteniendo el presidente de Obras Sanitarias.