Elemento Vital

El Agua fuente de vidaEl agua constituye entre el 50 y el 90% de todos los organismos vivos. Es un recurso natural necesario para el desarrollo de la vida.

El agua es un líquido incoloro, inodoro e insípido. Está compuesta por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Su punto de congelación es de 0°C y el de ebullición es de 100°C. Alcanza su densidad máxima a una temperatura de 4°C y se expande al congelarse.Se la denomina el “disolvente universal” porque todas las sustancias son, de alguna forma, solubles en ella.

El cuerpo humano está contituido por un 70% de agua, en virtud del cual, el 50% se encuentra dentro de las células, el 15% fluye entre ellas y el 5% está en la sangre.Es un recurso esencial para el desarrollo económico del hombre porque interviene en la agricultura, la ganadería, la industria y los servicios. Se utiliza para consumo doméstico, como fuente de energía, para uso recreativo y como medio de transporte.Ciclo del agua: El agua es un elemento de la naturaleza que se encuentra en continuo movimiento y en distintos estados: sólido, líquido o gaseoso. La nieve, el hielo o granizo, es agua en estado sólido. La humedad del ambiente o el vapor producido por el sol o el calor, es agua en estado gaseoso. Y el agua en estado líquido se encuentra en mares, ríos y lagos.El ciclo hidrológico es la sucesión de fases por las que pasa el agua en su movimiento de la atmósfera a la Tierra y en su retorno a la misma. Se inicia cuando el sol calienta el agua de mares y océanos y se produce la evaporación del agua y desde la tierra asciende hacia la atmósfera.En la medida que el vapor de agua se aleja de la superficie baja su temperatura y a través de un fenómeno llamado condensación se transforma en agua. Las gotas se juntan y forman las nubes que transportan el agua, para luego caer en forma de lluvia o precipitaciones.Al pasar del estado gaseoso al líquido, el agua nuevamente llega a la tierra y es en parte utilizada por el hombre, tomada por los animales y las plantas; otra parte se escurrirá por el terreno hasta llegar a un río, un lago o el océano y otra porción se filtrará del suelo formando, en un proceso que puede durar centurias, capas de agua subterráneas que naturalmente se potabiliza.Por esta capacidad que tiene el agua de moverse y regenerarse a sí misma se la considera un recurso natural renovable. Pero dejaría de serlo si se rompe el equilibrio ecológico por los cambios profundos que genera la contaminación.