Fuerte respaldo de Nación a gestión del municipio y OSSE sobre el servicio sanitario

El ing. Pablo Bereciartua –sec. de Infraestructura y Política Hídrica- visitó la ciudad y se reunió con el intendente Arroyo y el ing. Dell Olio. Elogió plan de Gestión Inteligente del Agua de Obras Sanitarias, adelantó que es prioridad una nueva avanzada del pluvial Marcos Sastre y que el año próximo se licitaría segunda etapa del Arroyo del Barco.

Interesado en el Programa de Gestión Inteligente del Agua, una acción en la que  viene trabajando la empresa municipal orientada al mejoramiento del servicio sanitario en torno a un modelo de gestión sustentable, el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, ingeniero Pablo Bereciartua,  se reunió en las últimas horas con el intendente Carlos Fernando Arroyo y el presidente de OSSE, ingeniero Mario Dell Olio, con quienes progresó –además- en cuestiones que hacen al desarrollo de la obra de desagües Cuenca Arroyo del Barco (se espera licitar la segunda etapa el año próximo) y a una nueva avanzada del pluvial Marcos Sastre, en zona norte.

   “Esta ha sido siempre una obra prioritaria de gestión, con alto impacto positivo que habrá de disminuir notoriamente el riesgo de inundaciones. Somos optimistas en cuanto a la posibilidad de licitar en el 2019 la segunda etapa del Arroyo del Barco.  Hay un muy buen trabajo tanto del municipio como de OSSE, una empresa sanitaria con capacidad manifiesta que resulta creíble y confiable, con proyección en el futuro. Para la temporada de verano esta primera etapa estará 100 % operativa”.

   Bereciartua se refirió en estos términos luego de la reunión con el jefe comunal y de recorrer, con el mismo Dell Olio y la ingeniera Viviana Bolgeri (vicepresidenta de OSSE), el progreso de obra  -76,22 %- que evidencian los trabajos en la Cuenca del Arroyo del Barco, cuya primera etapa se palpa en el puerto de la ciudad y se prevé concluir el 19 de diciembre próximo.

Previo a la visita a la obra, tanto BereciartuaArroyoDell Olio como Bolgeri coincidieron en una reunión de trabajo en la sede central que Obras Sanitarias posee en French al 6700. Durante la misma se fijaron tareas en lo inmediato, estipulando por caso  tres prioridades de acción estratégicas: encarar una nueva fase del pluvial Marcos Sastre, plasmar la licitación de la segunda  etapa de la obra de desagües Arroyo del Barco y respaldar, por parte del estado Nacional, la iniciativa Gestión Inteligente del Agua, mencionada precedentemente.

A propósito de este programa, Bereciartua fue informado por técnicos de la empresa sanitaria municipal sobre los alcances que giran entorno a mejores concretas sobre la prestación, haciendo hincapié en acciones que sirvan a una “tarifa justa y equitativa” a partir de la incorporación de innovación y tecnología adecuada, según aseveró el ingeniero Dell Olio. “Se orienta a dar respuesta a las demandas actuales”, remarcó sobre el proyecto luego de invitar a la autoridad de Nación a observar los datos que se obtienen con la operatividad del radar meteorológico que ya funciona en el predio de la Estación Depuradora de Aguas Residuales, en el kilómetro 506 de Ruta 11.

   “Los datos del radar deben ser tomados como un complemento muy positivo, por ejemplo, para el fin de obras como el Arroyo del Barco. Visibilizar, estudiar y analizar información concreta, pronósticos en tiempo real. Prevenir, de eso se trata”, dijo Bereciartua.

El radar instalado en la ciudad y ya en funciones superó con éxito su etapa de 90 días de pruebas, lapso que hoy permite visualizar correctamente la información inherente a la ciudad. Su desarrollo, fabricación y puesta en funcionamiento fueron encomendados por la Secretaría de Infraestructura y Políticas Hídricas de la Nación al Instituto de Investigaciones Aplicadas (INVAP), habiendo gestionado OSSE la contratación del servicio de internet y la provisión de la fibra óptica necesaria para la conexión de la última milla, unos 350 metros que involucraron toda una obra civil que vincula el radar -por un ducto subterráneo- con la cámara de acceso del proveedor del servicio ARSAT sobre la ruta 11. Se montaje trepa hasta los 23 metros de altura y sus principales aplicaciones giran en relación con la posibilidad de “leer” el estado del tiempo, generando  pronósticos a mediano y corto plazo, y previendo y monitoreando contingencias ambientales. Actualmente se trabaja en la disposición de dos bases complementarias en  la planta “Base Sur” que OSSE dispone en av. Mario Bravo al 1.300 y  otra en la Reserva natural laguna de los Padres.

   

Mejoras para 14 barrios

 

La primera etapa de la obra Arroyo del Barco  entra su recta final y, tal como se indica precedentemente, se prevé su finalización para fines de diciembre. Entre redeterminaciones y ampliaciones sabe  de una inversión actualizada de $ 218.511.996, contemplando ya    la disposición efectiva de 629 metros del conducto principal cuya limpieza interior es reiterada en forma periódica, conforme se avance con el tendido. El proyecto original corresponde a la Dirección Provincial de Hidráulica (DIPSOH).

    “Este es el tramo final de una obra imponente –remarcó Dell Olio- Estamos agradecidos por el apoyo recibido por parte del Gobierno Nacional a través del ingeniero Bereciartua y la Secretaria de Infraestructura y Política Hídrica. Junto al intendente Arroyo vamos a seguir trabajando en proyectos de obras que repercutan e impacten positivamente en la ciudad, en el vecino. Sólo esta primera etapa habrá de beneficiar a 26 mil habitantes de 14 barrios de zona sur”.

En efecto, los trabajos reflejarán su lado positivo en Villa Lourdes, Puerto, Las Avenidas, Peralta Ramos Oeste, El Progreso, El Martillo, Florencio Sánchez, Cerrito Sur, Cerrito y San Salvador, Juramento, Gral. San Martín, Termas Huinco, Colinas de Peralta Ramos y Punta Mogotes, atento a que    el mismo caudal de  agua que hoy llega al puerto es el que  desaguará en el  conducto cuya construcción progresa, con el agregado  de que al ser más rápido su transporte no habrá inundaciones en los barrios aludidos evitándose consecuentemente –con la tecnología aplicada- el traslado de residuos.