Desinfección de Perforaciones

Antes de realizar el proceso de desinfección, deben reunirse indispensablemente las siguientes condiciones:

  •  Avisar a OSSE si se trata de un bombeador eléctrico con probable pérdida de aceite que haya podido ingresar al pozo. MUY IMPORTANTE.
  •  Asegurarse de que la boca del pozo con sus instalaciones (cámara, plataforma, gabinete, etc.) se encuentre limpia y perfectamente protegida y sellada con el fin de evitar el ingreso a la perforación de cualquier elemento contaminante (agua u otros líquidos superficiales, pequeños animales o insectos, etc).
  •  Construir un acceso (agujero de 25mm de diámetro) , con tapón (para mantener la protección de boca de pozo), que permita ingresar a la perforación para poder desinfectarla .
  • Colocar inmediatamente a la salida de la boca de pozo (fuera de la cámara de pozo si la hubiera, y antes del sistema de reserva – tanque y/o cisterna -) una salida con canilla metálica que servirá para la toma de muestras de agua con el fin de efectuar los controles químico-bacteriológicos.
  • Llenar el tanque de reserva, si lo hay, para utilizarlo mientras dure el proceso de desinfección, y desconectarlo de la bomba de alimentación.

Habiéndose efectuado los trabajos anteriormente descriptos, se podrá efectuar la desinfección de acuerdo a las siguientes instrucciones:


1º.- Introducir en el agujero preparado en la boca del pozo una manguera de gran flexibilidad cuya longitud supere 2 metros al total de cañería de succión existente en el pozo.
2°.- Hacer ingresar por la manguera no menos de 15 litros de hipoclorito de sodio, de 80 gramos por litro (se recomienda adquirirlo en una casa de productos químicos industriales).
3º.- Hacer funcionar el equipo de bombeo durante 20 minutos como mínimo, haciendo que el agua extraída ingrese nuevamente al pozo por la manguera descripta en el punto 1°, de tal forma que se asegure la distribución homogénea del desinfectante en toda la perforación (puede utilizarse un recipiente que esté conectado por su parte inferior a la manguera).
4°.- Dejar en reposo no menos de 96 horas.
5°.- Bombear hasta que el agua salga sin olor ni gusto a cloro (hacer varias pruebas).
6º.- Avisar a OSSE para realizar un examen bacteriológico no antes de transcurridos 8 días de la desinfección. Las muestras deben ser extraídas por personal de OSSE.

Important!

ATENCIÓN:
Si el resultado del examen es “NO POTABLE”, repetir toda la operación de desinfección y efectuar un nuevo análisis bacteriológico.
Mientras dure el proceso de desinfección, no deberá utilizarse el pozo. El agua acumulada previamente puede desinfectarse hirviéndola unos 10 minutos, enfriando y aireándola por caída o trasvase.
Debe procederse a la limpieza y desinfección de los elementos de reserva (tanques – cisternas), cañerías y otras instalaciones complementarias si las hubiera (de acuerdo al instructivo Nº6 que al respecto dispone OSSE), y solicitar el análisis bacteriológico completo de rutina con el fin de comprobar la potabilidad del agua en todo el sistema de aprovisionamiento.

Notice

IMPORTANTE:

Las muestras deben ser tomadas por personal de OSSE.

Si se trata de un bombeador eléctrico con pérdida de aceite que haya podido ingresar al pozo, consultar con la Gerencia de Obras antes de realizar la desinfección.