OSSE impulsa mejoras operativas en la Estación Elevadora de Agua Talcahuano

Se trata de la puesta en vigencia de la segunda etapa del proyecto de mejora mecánica y eficiencia energética. Se reemplazan equipos de bombeo con 26 años de antigüedad.

 

Operarios de la Gerencia de Servicios de Obras Sanitarias acentúan por estos días una serie de intervenciones en la Estación Elevadora de Agua Talcahuano -funcional al Acueducto Sur- buscando pronunciar su respuesta operativa en orden a una mayor sustentabilidad y menor probabilidad de fallas.

Se trata de la puesta en vigencia de la segunda etapa del proyecto de mejora mecánica y eficiencia energética que la empresa sanitaria municipal trazó para todas las estaciones elevadoras y que efectivamente se orientan a lograr inferiores costos de mantenimiento y consumo eléctrico.

 

Según se desprende del plan de trabajo trazado por los técnicos de la empresa que preside el ingeniero Mario Dell Olio, el eje de la intervención en Talcahuano pasa por la instalación de un moderno equipo de bombeo de alto rendimiento que viene a suplantar a otros cuya operatividad data del año 1992. Este eje de acción se enmarca dentro de la gestión del intendente Carlos Arroyo orientada a cumplir con el objetivo de universalizar el servicio de agua.

La Estación Elevadora Talcahuano  trabajo en forma automática, con equipamiento que permite variar las velocidades de los equipos de manera que consuman y bombeen solo lo requerido por le red de distribución de agua.

Vale recordar que la Estación Elevadora Talcahuano forma parte del Sistema Acueducto Sur. Abastece la zona delimitada por Mario Bravo, Jacinto Peralta Ramos, William Morris, Dolores, Sicilia, Dellepiane, William Morris y Fleming, por lo que provee el suministro del recurso a un sector del barrio San Martin y otro del barrio El Martillo.

Ciertamente OSSE trabaja  en aumentar la capacidad de bombeo de la estación de referencia y, en esta línea, ya en el año 2016  accionó con su ampliación en el marco de la obra de infraestructura encarada por la empresa en avenida Mario Bravo y Peralta Ramos, donde también se atendieron las redes domiciliarias de Mirador de Peralta Ramos. Con dichas intervenciones iniciales se pudo alcanzar un mejor rendimiento y caudal atento a la moderna aparatología dispuesta para bombear 400 m3/h.

La intervención ensayada entonces optimizó el funcionamiento por medio de variadores de velocidad, habiéndose dejado sentadas las bases para esta segunda etapa donde se prevé alcanzar un mejor rendimiento eléctrico, potenciación operativa, incremento en la sustentabilidad y minimización de riesgos de fallas. Se aumenta la capacidad de bombeo de la estación con una consecuente mejor prestación para volver más sustentable el sistema.

La planificación de este proyecto requirió efectivamente hace dos años ejecutar las bases y anclajes para las nuevas bombas, sin afectar los posicionamientos de los equipos originales existentes. Las intervenciones no motivaron  resentimiento del servicio, habiéndose ejecutado la ampliación del colector de aspiración y desarrollado la succión completa de la nueva electrobomba.

Por entonces Obras Sanitarias ya había ejecutado un empalme para vincular la ampliación de la Estación Talcahuano con este segundo equipo de bombeo, con su respectiva cámara de hormigón, área de medición de tableros y una nueva impulsión.

Este tipo de mejoras tiene por objeto continuar potenciando el servicio de provisión de agua, adecuando las instalaciones a la creciente demanda sobre las bases de desarrollo tecnológico y sustentabilidad.