¿Qué son y para qué sirven los pluviales?

Los pluviales son los conductos construidos para desagotar el agua de lluvia que se acumula en los lugares donde hay asfalto, ya que la misma no puede ser absorbida por la tierra.

En nuestra ciudad los mismos terminan en las playas y luego en el mar: mediante cañerías directas.

Toda la basura que se arroja en las calles de la ciudad, cuando llueve, se mete por los pluviales y llega a las playas.

Hay que tener en cuenta que no se debe arrojar ningún tipo de residuos en las calles, por más pequeño que parezca; Si pudiésemos viajar por una cañería de pluviales nos encontraríamos rodeados por colillas de cigarrillos, boletos de colectivos, latas varias, bolsas plásticas, pañales descartables, bolsas de residuos y aunque les parezca mentira se han encontrado restos de colchones, materiales de construcción y muchas cosas más.

El mantenimiento de los desagües pluviales corresponde a OSSE y todos nosotros podemos colaborar, solamente pensemos un poquito, si hoy cada uno de los habitantes de nuestra ciudad comiera un caramelo, tendríamos alrededor de 600.000 papelitos dando vueltas por la ciudad y que luego de una tormenta terminarían en el mar.

Empecemos desde ahora a mantener limpia la ciudad, esto se hace de 2 formas, 1º no arrojando nosotros basura a la calle y 2º controlando que los que nos rodean tampoco lo hagan.

Para tener en cuenta:

Los materiales no deberían dejarse sobre la calzada para que no sean arrastrados hacia las bocas de tormenta, las que se taparán impidiendo al agua de lluvia escurrirse y provocando los inconvenientes que sufrimos con las inundaciones.
No se deben dejar los contenedores a menos de 40 cm. del cordón.
Los residuos arrojados en los arroyos y sus cercanías impiden la libre circulación del agua y por consiguiente la inundación de algunas zonas de nuestra ciudad.
La basura arrojada en la vía pública es arrastrada por el agua de lluvia hacia conductos pluviales, los cuales pueden transportar a los residuos depositándolos sobre la playa, impidiendo que los turistas y nosotros disfrutemos de las arenas de la ciudad.
Los residuos arrojados en la calle son arrastrados por el agua de lluvia hacia las bocas de tormenta, impidiendo el escurrimiento y provocando anegamiento causando graves inconvenientes a los vecinos.
OSSE cuenta con equipos desobstructores para el mantenimiento de los conductos, si arrojamos basura no se pueden mantener otros servicios.