Residuos orgánicos: OSSE tomo parte en Austria de taller internacional sobre compostaje

Singular experiencia en Viena con ponencias de distintas partes del mundo. Se concretaron visitas técnicas a ocho diferentes plantas austríacas

Con la participación de Obras Sanitarias como uno de los referentes nacionales en orden al tratamiento que se hace sobre los barros cloacales, se llevó a cabo recientemente en la ciudad de Viena un taller mundial de “Compostaje de Residuos Orgánicos”, evento impulsado por la ISWA (Asociación Internacional de Residuos Sólidos) que en esta oportunidad convocó –además- a técnicos de Australia, República Libanesa, India, Sudáfrica, Dinamarca, Ghana, Portugal, Finlandia y Reino Unido.

Ciertamente del encuentro, que se desarrolló del 9 al 14 del mes en curso en la ciudad situada en el ala este del país europeo (río Danubio), tomó parte la empresa sanitaria que preside el ingeniero Mario Dell Olio y que en esta ocasión estuvo representada por la ingeniera Elizabeth Peralta, quien es la Jefe del Departamento de Ingeniería y Gestión Ambiental de OSSE. La profesional, que  se sumó a la realización merced a sendas becas otorgadas no sólo por ISWA como ente organizador sino también por parte de la Dirección de Residuos del Municipio de Viena, concretó visitas técnicas a ocho plantas  en un radio de 300 km de distancia de Viena, pudiendo intercambiar experiencias regionales a propósito de las modalidades adoptadas por cada país sobre los barros cloacales.

Este taller internacional permitió a Obras Sanitarias tomar contacto directo con las experiencias que arrojan las plantas de compostaje –en cuanto a tecnología, métodos  y equipamiento- en otras partes del mundo, corroborándose efectivamente que se trata de operaciones de características similares a la trazada en Mar del Plata. Los participantes  coincidieron en resaltar la importancia que el continente europeo le da a la legislación sobre el tema, “poniendo énfasis en la interacción que se hace con la comunidad para su uso”.

OSSE ya expuso oportunamente en Canadá en un encuentro similar sobre la utilización que le da al  “plan de acción de compostaje” que completa el ciclo de protección ambiental impulsado por la actual gestión. En esta oportunidad además, así como se intercambiaron experiencias, se acentuó la participación sobre  las discusiones técnicas con los diferentes equipos de trabajo abocados al tratamiento de los residuos orgánicos. Si bien se coincidió en que se trata de  una problemática común de las distintas ciudades, se pudo dar cuenta del “decidido accionar” que en Mar del Plata se hace sobre el tema con intervenciones concretas desde el año 1989, además de la puesta en valor de  programas de trabajo que han permitido -desde hace ya 15 años- contar con un tratamiento aeróbico eficaz en el Partido.

 

Tratamiento optimizado

 

Mar del Plata posee, por las características de su industria, barros con materia orgánica muy alta y fácilmente biodegradable por las bacterias. Actualmente lo que es residuo, como el barro cloacal, se convierte en abono forestal merced al decidido accionar del Departamento de Ingeniería y Gestión Ambiental de Obras Sanitarias. Se trabaja desde hace tiempo ya con la incorporación de la metodología del compostaje – que es la reutilización de barros cloacales y poda urbana- en el cual se produce la biodegradación de los mismos mediante la flora bacteriana aerobica autóctona que dichos barros posee efectuándose un minucioso seguimiento del proceso mediante el control de temperaturas, humedad y análisis bacteriológicos, entre otros, según lo establecido por las normativas internacionales.

El proceso de tratamiento de compostaje, como se mencionara, asegura  la estabilización del residuo transformándolo en una enmienda orgánica de calidad  para ser utilizada como abono o acondicionador de suelos para uso forestal, o bien como cobertura de relleno sanitario o cavas.