YA SE EJCUTARON 396 METROS DEL CONDUCTO PRINCIPAL DEL DESAGÜE PLUVIAL “ARROYO DEL BARCO”

Esta obra permitirá mejorar el escurrimiento de las lluvias en más de 14 barrios de zona Sur de la ciudad. Además de avanzar con las excavaciones en el sector de la desembocadura, en la zona de Avda. Altair se trabaja en el hormigonado del conducto principal.

 

 

El presidente de OSSE, ingeniero Mario Dell Olio, y el titular de la Comisión de Recursos Hídricos del HCD, Santiago Bonifatti, coincidieron este mediodía en recorrer el progreso  que evidencian los trabajos de la obra “Desagües Pluviales en la cuenca del Arroyo del Barco” - en el puerto marplatense- donde ya se han completado 396 metros líneas del conducto que ha sido ideado para evitar que 180 mil vecinos, del sur de la ciudad,  padezcan las consecuencias de las cada vez más fuertes lluvias en breves lapsos de tiempo.

   “Seguimos avanzando con la ejecución del conducto principal –destacó Dell Olio-. Actualmente se acciona sobre el enlace con  el tramo ya realizado el año pasado y que cruza la manzana de los circos, desde avenida De los Trabajadores hasta la calle interna del puerto. Así se complementan los trazados con esta etapa que va hasta la desembocadura. La unión de estas dos partes nos permitirá comenzar, en breve, el último frente de obra que sería desde la manzana de los circos, en av. De Los Trabajadores, hasta la calle Ayolas.”

Las tareas enmarcadas en la obra del Arroyo Del Barco, donde se ocupa a diario a 40 operarios,  repercutirán con  beneficio directo sobre la evacuación de las aguas de  lluvia en los barrios Villa Lourdes, Puerto, Las Avenidas, Peralta Ramos Oeste, El Progreso, El Martillo, Florencio Sánchez, Cerrito Sur, Cerrito y San Salvador, Juramento, Gral. San Martín, Termas Huinco, Colinas de Peralta Ramos y Punta Mogotes. Se trata de 14 barrios del ala sur marplatense contemplados de esta manera en el contexto del “Plan Nacional del Agua”, como acción directa de adaptación a los extremos climáticos.

Durante la recorrida de este viernes por la obra cuyo trazado global es de cinco etapas, el ingeniero Dell Oliorecordó que “como toda obra hidráulica hemos iniciado las acciones por la desembocadura”. Dijo que se dispone un conducto de 3.70  x 7.40 mts “lo que representa dimensiones de consideración” y  recordó que habrá otro tramo de 4.30 x 7.40 mts. “Desde Peña hasta la avenida Mario Bravo y desde el mar hasta Antártida Argentina, que es una zona de importantes desniveles, se podrá canalizar todo el agua de lluvia con esta obra”, destacó.

Por su parte el edil Bonifatti (quien realizó su primera recorrida por el Arroyo del Barco como presidente de la Comisión de Recursos Hídricos del Concejo Deliberante) se mostró satisfecho con el progreso de los trabajos, considerando que “es bueno saber que se está concluyendo la primera etapa de la obra que va a beneficiar a la zona sur.” Al respecto se mostró“optimista” en la prosecución de las siguientes etapas que contempla el global de la obra e hizo especial hincapié en que “el Arroyo Del Barco, para todos los vecinalistas de la zona, es de esos trabajos que se anhelaron durante muchos años y hoy se va cristalizando. “

Es de informar, según los técnicos de Obras Sanitarias, que además de los  396 metros líneas del conducto  dispuestos se contabilizan 3.370,97 metros cúbicos de hormigón ya instalados, además de las 100 tablestacas que se han fijado. Estas son una especie de  chapones de hierro que se hincan en la tierra y que se ensamblan unos con otros a fin de aislar y contener la desembocadura.

Con una acción decidida y conjunta con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, el Consorcio Portuario, Hidráulica provincial y el Ministerio de Agroindustria, el proyecto de la DIPSOH (Dirección Provincial de Saneamiento y Obras Hidráulicas) para la Cuenca de Desagües Pluviales del Arroyo del Barco tiende a  mejorar la velocidad de escurrimiento, evitando que precipitaciones moderadas provoquen acumulaciones de agua que afectan los bienes de los habitantes de la zona  y la transitabilidad de aquellos que circunstancialmente recorren el sector.